Hola, aquí Ton, estoy contento, lo que más me gusta es actuar y gracias a Mircromina se ha convertido en mi trabajo. Siempre me gustaron las actuaciones en calle y la plástica, lo que no me impidió hacerme agrónomo y trabajar de ello, hasta que un día, los títeres entraron en mi vida.

Aprendí el oficio a lo tradicional del maestro títiritero Arturo Peréz a partir del 2005 y en 2010 nace mi espectáculo “Vacaciones en el Mar” con el que he compartido más de 200 funciones en los más dispares escenarios, desde prados de romerías hasta auditorios con bambalinas. Después llego el difunto “Ventura Arnal Ciego Casual”, más tarde el adolescente “Martín Martín”, por sorpresa el imponente “Raio”, recientemente “Gyrovagus” y ahora ya estoy dandole vueltas a…

No todo va ser actuar, hay que construir teatrillos, pintar escenografías, modelar muñecos, todo ello un delicioso trabajo lleno de detalles y razones que habitualmente contrasto con el pintor Mauro Leivas.

Una gran parte de mi trabajo tiende e lo tradicional con rutinas, juegos y canciones. La música es fundamental, el ritmo esencial y gracias a Roberto Sala, los Gaiteiros, las foliadas y mi pandereta los muñecos disfrutan de un buen acompañamiento.

Cuando se me ocurre algo, las menos de las veces, intento hacerlo, me lo compongo, lo pruebo y antes de hacerme demasiadas ilusiones se lo muestro a Zoila Gulín para asegurarme de que tengo algo, es importante que todos los detalles estén bien cuidados, lustados, brillantes para que cuando estes actuando puedas desaparecer.

Mircromina representa a mi visión y expresión, construida artesanalmente con el tiempo necesario y multitud de influencias de aquí y de acolá,  Ton Arenas, ingeniero y titiritero nacido en Córdoba del 77.

Menú de cierre