El sueño; recoje las dificultades de Anibal para conciliar el sueño por culpa del “tic-tac” del reloj, el zumbido del mosquito…

La gotera; parecía que todo estaba arregledo, cuando estaba apuntito de conciliar el sueño de repente una gotera comienza  su rítmica melodía.

Historia con flores; un niño traste que se dedica a destrozar las flores de un jardín, para evitarlo será necesario de la intervención de un perro guardián.

El hipo; dos amigos se encuentran después de mucho tiempo. Cuando se abrazan a uno empieza a darle un ataque de hipo, así juntos van dando saltos por el escenario. Este es el inicio de esta historia. La historia que falta, la quinta, está intercalada entre las otras cuatro. Cuenta la historia de las manos poniendo y quitando elementos escénicos, bailando, limpiando… porque ellas son realmente a alma de los títeres.

Menú de cierre